Categoría: /
Leído 96 veces.
Escrito por Posgrados Empresas.

Para Luis Avellaneda, magíster en Comunicación Estratégica y director de Realidades, la reputación es el conjunto de percepciones que tienen los stakeholders –o involucrados en la actividad comercial– de una empresa como resultado de su capacidad para distribuir valor y su comportamiento con respecto a lo que su misión y visión proponen.

Asimismo, resaltó que estos ‘involucrados’ podían conformar parte del entorno interno: directivos, empleados, propietarios o parte del entorno externo: la sociedad, los gobiernos, los proveedores y los accionistas.

¿Qué nivel de importancia tienen los stakeholders?

Según Avellaneda, los stakeholders tienen un rol protagónico constante al ser distintos grupo de interés con poder de comunicar las buenas o malas relaciones de las empresas con las que se relacionan. Por ello, afirmó que sus opiniones van a ser relevantes en la posición de la imagen de estas y, por ende, en el tema de diferenciación.
“La reputación es inherente a la visión que tienen las personas del entorno. Es algo que las empresas no pueden controlar. Por esta razón, tanto un adecuado manejo de la reputación brinda una ventaja real y claramente competitiva en el mercado”, acotó.

¿Cómo se logra una buena reputación?

El magíster explicó que, por un lado, la reputación corporativa no debe limitarse a cuestiones meramente formales, sino que debe incidir en la toma decisiones coherentes a lo que piensa y expresa a nivel de organización. Por otro lado, indicó que la reputación se basa también en los niveles éticos que puede tener con respecto a la transparencia y la legitimidad de sus acciones.

reputacion corporativa que es y que implica 1

Proceso de maduración

Por último, Avellaneda destacó que el mercado de la reputación está en proceso de maduración, y que se va construyendo de a pocos en el ámbito nacional. Además, indicó que, en lo relacionado a reputación, las empresas son incomparables porque, dependiendo del sector, esta se relaciona a distintos factores.

Por otro lado, comentó que muchas empresas quieren estar en un ranking, pero no hacen lo posible por trabajar de manera interna la reputación y cambiar sus políticas. “Lo que no entienden muchas veces es que un ranking solo genera una imagen efímera como el maquillaje, pero la construcción de la reputación es lo que perdura y forma la esencia de estas”, agregó.

Más datos

Luis Avellaneda es magíster en Comunicación Estratégica por la Universidad de Piura (UDEP), además realiza estudios doctorales en Comunicación Estratégica en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Dirige la consultora estratégica “Realidades”, en la que atiende un promedio de 50 clientes al año, a quienes ofrece variados servicios de comunicación.

¿Le interesó esta publicación? ¡Compártala!