Categoría: /
Leído 66 veces.
Escrito por Cristhian Rojas.

Para Luis Avellaneda, docente del programa especializado en Marketing y Ventas y director de la consultora Realidades, la estrategia del silencio es totalmente obsoleta en el panorama actual en que vivimos, ya que la reputación corporativa de las empresas cada día es más vulnerable ante la percepción de la gente y a la desinformación. Por esta razón, refirió que esta requiere de un trabajo constante que implica ser transparente y sobre todo comunicar para generar confianza en sus stakeholders.

“Un prueba de esto es, por ejemplo, cuando ocurre un incendio en un cine de una determinada cadena y hay fallecidos. En ese caso, la gerencia no puede quedarse en silencio por más de una hora, ya que la gente ahora es muy sensible y está esperando siempre una respuesta. Lo que debe hacerse obligatoriamente es esclarecer la situación, determinar las causas del siniestro y emitir un mensaje de solidarización con las víctimas. Sino lo hace será condenado socialmente en las redes públicas”, explicó.

reputacion corporativa que es y que implica 1

Exigencias públicas

Asimismo, argumentó que las empresas tienen exigencias públicas, que deben ser correspondidas con una especie de “guion social bajo el brazo”. Y,que de hacerlo estratégicamente y en coherencia a sus valores identitarios, podrá asegurar la confianza y respaldo de sus colaboradores. Mancilla, por esta razón, puntualizó que si una empresa no cuenta con una buena reputación corporativa, esto te traerá perjuicios, incluso hasta económicos.

Un ejemplo para entender este último tema, agregó, es la grave situación que atraviesa la constructora Graña y Montero, luego de guardar parcialmente silencio tras haber sido vinculada a la red de corrupción establecida por la transnacional Odebrecht. “Sus valores en la bolsa de Nueva York y Lima han comenzado a caer progresivamente. Es un caso muy complicado. Los árboles no se caen de la noche a la mañana. La compañía ya venía desde hace mucho tiempo envuelta en problemas financieros y por ende, también corporativos. Su peor error fue recurrir al establecimiento lazos comerciales con la corrupción”, opinó.

¿Le interesó esta publicación? ¡Compártala!