Categoría: /
Leído 61 veces.
Escrito por Posgrados Empresas UDEP.

Luis Avellaneda Ulloa, magíster en Comunicación Estratégica por la Universidad de Piura y docente del programa especializado en Marketing y Ventas, mencionó que, si bien el branding es un tema actual muy tocado por los especialistas del campo del marketing, este solo se suele reducir al ámbito de las marcas ya posicionadas en el mercado. En este post, compartió cómo desarrollar este proceso en los emprendimientos y los nuevos negocios.

1. Conocer al público objetivo

Para Avellaneda, conocer al grupo que una marca se dirige es fundamental en todas las fórmulas de marketing existentes, ya que permite definir los caminos de la comunicación y pensar las estrategias más convenientes para establecer lazos con el consumidor. Sin embargo, en el caso de los emprendimientos, argumentó que suele ser un tema tangencial y sin mucho interés por trabajar por ser percibidos como estudios muy costosos y que no aseguran resultados.

Por ello, aconsejó hacer uso de técnicas cuantitativas y cualitativas de bajo costo como los sondeos y los focus groups que permitan tener una noción más clara de los públicos.“Saber a qué personas vas ofrecer tus productos, es la clave y para llegar a ellas. Tienes que investigar”, sostuvo.

2. Entender la dinámica social en que se mueve

Avellaneda indicó también que entender la dinámica social en que se mueven los públicos objetivo es también una fórmula eficaz, puesto que los cambios generacionales han transformado las necesidades del consumidor contemporáneo.

De esta manera, indicó que la construcción de marca no solo debe tener como base las necesidades de la gente, sino también los cambios sociales en la percepción de la opinión pública. “Por esta razón, los temas medioambientales, por ejemplo, están siendo el foco e impulse de muchas campañas de branding de nuevos productos”, expresó.

reputacion corporativa que es y que implica 1

3. Analizar las brechas entre el público potencial y el alcanzado

Avellaneda también postuló que es necesario realizar estudios sobre la cobertura que tiene la marca sobre sus consumidores. El objetivo, según indicó, es el de descubrir cuánta diferencia hay entre el público que actualmente se está construyendo la marca y el público deseado. “Si la diferencia es grande, entonces deben identificar que elementos de la comunicación está fallando y cuáles son los caminos más idóneos para reducir las brechas de alcance”, comentó.

“Los emprendimientos no suelen realizar tampoco estos estudios porque el abrirse paso en el mercado no les permite tener los medios, ni el tiempo. No obstante, estos no deben olvidar que una construcción de marca planificada es una inversión que a largo plazo resultará en medidas rentables y concretas”, agregó.

4. Priorizar los temas de fondo

 El especialista refirió que muchas veces los emprendedores suelen quedarse en la superficie de la construcción de marca y no en priorizar los temas esenciales sobre los temas de forma. “Cómo resultado, la emergencia de sus negocios llega a topes y estos no perduran más de 2 años”, criticó.

Resaltó también que debe haber un hilo conductor desde el desarrollo del isotipo del eslogan hasta el significado del mensaje que llega de él. No obstante, expresó que es importante mantener en constante revisión también los temas forma, ya que estos catapultan la idea y la hace más visible ante el consumidor.

¿Le interesó esta publicación? ¡Compártala!