Categoría: /
Leído 164 veces.
Escrito por Posgrados Empresas UDEP.

Desde hace casi dos años, María Sánchez es teniente y jefa de la oficina de Información del Grupo Aéreo Nº7 de las Fuerzas Aéreas del Perú en el distrito de Castilla, Piura. Dentro de su institución, se ha desempeñado como jefe de personal y como jefa del departamento de Relaciones Públicas. Su formación es en Ciencias de la Administración Aeroespacial, con especialidad en Defensa Aérea.

Sánchez mencionó que su motivación para ingresar al programa especializado en Gestión del Talento Humano fue la poca formación que tenía en temas relacionados a Recursos Humanos, y sus deseo de lograr un mejor desempeño en el manejo de personas. “En el ejército hay una dinámica de seguir órdenes que puede ser muy dura a veces. Sin embargo, también hay compromiso con los miembros y con el equipo humano que lo conforma, que es el que me llevó finalmente a las aulas de la Universidad de Piura”, expresó.

María Sánchez

Gestionar personas de manera distinta

Asimismo, agregó que, aunque ha realizado esta labor durante año, no se sentía capacitada para tratar problemas más íntimos nacidos del trasfondo familiar o personal que podían tener cada uno de sus subordinados. “He llegado a tener a mi cargo a más de 120 personas, jóvenes voluntarios que aspiran unirse a la Fuerza Aérea y que llevan muchos conflictos internos por el entorno de donde vienen. Esto es una responsabilidad enorme y requería de unas habilidades que distaban mucho de mi preparación académica o militar”, sostuvo.

“Hasta el momento solo había aprendido a hacer cumplir órdenes desde un lineamiento principalmente mecánico, pero el programa especializado e mostró cómo obtener los mismos resultados desde la interacción y el involucramiento humano”, explicó. Al respecto, la teniente también refirió que las clases que más le parecieron relevantes fueron las que abordaron los temas relacionados al clima organizacional y la motivación. 

Un proceso con calidad

Para María Sánchez, el programa especializado le “abrió la mente” en muchos sentidos, y le ha ayudado a tener otras perspectivas frente al modelo que se utiliza en la Fuerza Aérea. “Ahora me siento más preparada y con más competencias para mejorar. Incluso aprendí sobre LinkedIn y su alcance, hasta la plana docente me ayudó a crear un perfil”,  señaló.

“Hay algunas cosas que necesitan ser cambiadas y que, sin el programa especializado, no hubiera tenido en cuenta. Estos son temas como la creación de perfiles de los voluntarios que llegan, con identidad, que vayan más allá de las competencias formales del puesto. Pero, como todo en la vida, es un proceso, que ahora será respaldado por la calidad de educación recibida en la UDEP”, agregó la ahora egresada de Posgrados Empresas.

Para finalizar, María Sánchez mencionó que lo aprendido le ha brindado herramientas para hacer de su institución un sector atractivo y con garantías para todos aquellos que quieran servir al país y que, en un futuro, intentará aplicarlas con el apoyo de otros oficiales y de sus superiores.

¿Le interesó esta publicación? ¡Compártala!