Leído 229 veces.
Escrito por Posgrados Empresas.

Cada tres años, el Gobierno evalúa los vacíos legales y presenta iniciativas para modificar la normativa aduanera. Sin embargo, para Miguel Ángel Capuñay, docente del programa especializado en Gestión Aduanera, Exportación e Importación, aún hay ajustes dentro de la normativa actual sobre comercio exterior. Esto especialmente por los cambios abruptos en la administración pública y la poca estabilidad política que hay en el Estado para formular unas directrices planificadas, aseguró.

Cambios conscientes

Para el especialista, cualquier régimen que ocupe los poderes del Estado debe mantener los progresos hechos dentro de los términos de la fiscalización aduanera. Es decir, los valores establecidos en mecanismos como el Drawback deben ser fijados si es que están resultando funcionales y son provechosos para el sector empresarial.

“Por ejemplo, hasta el anteaño pasado fue 3% del valor del costo del embarque, luego el año pasado incrementó al 4%, luego hubo un tiempo de incertidumbre –puesto que Pedro Pablo Kuchinsky quería eliminarlo– hasta que por presión de los empresarios se ha mantenido en 3%”, comentó.

Menos trabas

Por otro lado, Capuñay argumentó que el principio esencial de la entidad aduanera es el de la facilitación, pese a que su objetivo es el de controlar las relaciones comerciales entre el Perú y el exterior. “Nadie duda que la entidad tiene un rol fiscalizador y que esta no puede renunciar a ello. Pero dentro de estas funciones, la Aduana tiene que crear procedimiento para hacer más viable, sencillo y más rápido los trámites de exportación e importación”, refirió.

Asimismo, advirtió que en la medida que no se haga esto, la mercadería quedará inhabilitada en el almacén y, por consecuencia, se generará una elevación de los costos en la cadena logística y de distribución internacional. “Al final los perjudicados somos nosotros mismos como usuarios de los productos que quedan congelados por falta de diligencia”, acotó.

miguel angel capunay no mas burocracia innecesaria en la normativa aduanera 1

Libre comercio

Capuñay finalmente explicó que las mejoras deben estar dirigidas a fomentar el libre comercio de productos que se importan y exportan dentro y hacia fuera del país. Y que se debe eliminar de manera inmediata las restricciones a ciertos productos de uso masivo como los dispositivos tecnológicos, los cuales, en algunos casos, por estar clasificados como de uso común para el terrorismo y el narcotráfico, están restringidos por el Estado

“Antes tenías que ir y formar interminables colas. No obstante, hoy en día existe la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE) donde la importadora ahí mismo tramita su autorización para importar y en tres días se obtiene”, señaló. No obstante, agregó que la entidad aún no incorporado todas las importaciones restringidas, como las comentadas anteriormente.

¿Le interesó esta publicación? ¡Compártala!